Registro

Número
2572
Año
2021
Tema
Servicion fúnebre y cementerio
Título
Regular el uso administrativo del Cementerio Municipal
Texto
Victorica (LP) ,14 de Octubre de 2.021 VISTO: La necesidad de regular el uso administrativo del Cementerio Municipal,  Y; CONSIDERANDO: Que el progresivo aumento de la población con su consecuente necesidad de disponibilidad de terrenos por parte del Municipio para destinar al cumplimiento de su objeto específico, torna imprescindible la toma de tal decisión. Que de la cotidianeidad de la gestión administrativa resultan situaciones que no han sido previstas y se hace necesario regular en la actualidad. Que existen numerosos casos de monumentos funerarios (principalmente bóvedas y panteones de los más antiguos), tumbas y nichos particulares que fueron registrados por personas fallecidas hace ya mucho tiempo, cuyos herederos no pueden ser hallados en su totalidad, o se requiere una serie de documentación judicial teniendo como consecuencia que nadie puede disponer sobre ellos. Que también existen tumbas o sepulturas que no son visitadas desde hace muchos años por persona alguna, hecho que hace presumir que quienes han sido sepultados en ellas no tiene familiares y/o allegados que mantengan interés en su conservación. Que, a tales efectos, y sin dejar de tener presente que se trata de un tema muy sensible, se ha considerado adecuado precisar el procedimiento a cumplir por parte de la administración municipal con el fin de poder disponer tanto de los restos allí inhumados como de los monumentos funerarios y de los lotes en cuestión. Que el artículo 36 inciso 45 de la Ley 1597 Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento faculta a este Concejo Deliberante legislar al respecto. POR TODO ELLO:   EL HONORABLE CONCEJO DELIBERANTE DE LA MUNICIPALIDAD DE VICTORICA SANCIONA CON FUERZA DE ORDENANZA:   CAPÍTULO 1. UBICACIÓN: ARTÍCULO 1: Destínese a Cementerio de la localidad de Victorica, la Manzana 83 parcelas 2,3,4,5,6,7,8,9,10,11y 13 del radio b; y las Manzanas 14 y 15 del radio c. ARTÍCULO 2: El Cementerio de la localidad de Victorica, es bien del dominio público y por ende sobre él los particulares no tienen otros derechos que los derivados de acto administrativo que la municipalidad les otorgue y que en ningún caso signifiquen enajenación, debiendo los usuarios ajustarse a las Ordenanzas en vigencia. ARTÍCULO 3:  Las inhumaciones que se realicen en el municipio solo podrán realizarse en el cementerio. ARTÍCULO 4: El Cementerio será utilizado sin distinciones de tipo religioso, racial, político, social o de cualquier otro que dé lugar a tratamientos discriminatorios. ARTÍCULO 5:  El acceso al cementerio será general para el público, con la única limitación horaria. A tal efecto, la Municipalidad fijará el horario de atención, indicando los horarios para inhumaciones y para concurrencia del público. La Municipalidad podrá impedir el ingreso o disponer la salida del Cementerio de toda persona que no actuare conforme al marco de sobriedad, respeto y recogimiento propios del culto que se rinde a los muertos. ARTÍCULO 6:  Se asegurará también el libre acceso a los organismos públicos en ejercicio del poder de política mortuoria. ARTÍCULO 7: Todos los servicios inherentes a la actividad propia del Cementerio que se presten y cumplan dentro del ámbito del mismo, serán efectuados por personal de la Municipalidad o de empresas funerarias debidamente autorizadas. ARTÍCULO 8: La realización de servicios religiosos de cualquier credo u homenajes a personas fallecidas, solo serán permitidos en los lugares y zonas destinados a tal fin dentro del Cementerio, quedando prohibido realizar cualquier acto en otro ámbito. ARTÍCULO 9: El Cementerio contará con una guardia permanente durante el horario que establezca la Municipalidad. ARTÍCULO 10:  Toda modificación o refacción que se opere en construcciones, instalaciones, forestación del Cementerio o cualquier modificación de las condiciones originariamente habilitadas, deberán contar con autorización previa de la Municipalidad. ARTÍCULO 11: Queda terminantemente prohibida cualquier actividad comercial dentro del Cementerio sin importar su índole. ARTÍCULO 12: Las empresas o particulares que dispongan realizar cualquier obra o trabajo dentro del Cementerio deberán contar con la autorización municipal correspondiente.   ARTÍCULO 13:  Quedan terminantemente prohibidos los trabajos de empresas o particulares cualquiera sea su índole, los sábados por la tarde, domingos y feriados. CAPITULO 2 DEL PERSONAL. ARTÍCULO 14: Los agentes municipales asignados al cementerio deberán recibir anualmente cursos de capacitación para actualizar las habilidades propias de su oficio. ARTÍCULO 15:  Los trabajadores no podrán realizar tareas particulares en el cementerio, dentro de su horario de trabajo. CAPITULO 3 POLICÍA MORTUORIA ARTÍCULO 16: La Municipalidad ejercerá el poder de policía mortuoria fiscalizando todo lo relativo a inhumaciones, exhumaciones, reducciones y movimiento de cadáveres, restos o cenizas y ordenando las medidas que estime conveniente, además de las ya previstas, para el logro de un mejor mantenimiento, cuidado, vigilancia y orden del Cementerio, en ejercicio de las facultades que le son propias en cuanto a policía mortuoria. CAPITULO 4 ORGANIZACIÓN ARTÍCULO 17:  Se procurará la racionalización administrativa a través de trámites de iguales características para un mismo tipo de servicio fúnebre. El Departamento Ejecutivo Municipal determinará el área o sector responsable que llevará el Libro de Inhumaciones quién tendrá a su cargo la redacción e impresión de formularios, registros, contratos, y toda documentación tendiente a una administración ordenada del mismo. ARTICULO 18: En el Libro de Inhumaciones se asentarán los datos respecto de cada fallecido, con más (toda novedad sobreviniente de la situación del cadáver o resto en cada caso, los datos a consignar son: Apellidos y nombres, edad, sexo, nacionalidad, estado civil, ultimo domicilio, profesión, fecha de fallecimiento, causa de fallecimiento, apellido y nombre del médico que expidió certificado de defunción, datos del acta de defunción del Registro Civil, Empresa funeraria que efectúo el servicio y lugar de inhumación). Deberá dejarse constancia también de nombre, apellido, domicilio y teléfono de los familiares del fallecido. CAPÍTULO 5 DEL CEMENTERIO. ARTÍCULO 19: El cementerio deberá organizarse en las siguientes secciones:
  • Nichos comunes.
  • Nichos de urnas óseas.
  • Nichos de urnas cinerarias.
  • Bóvedas y Panteones.
  • Osario y Templos.
  • Depósito de cadáveres.
  • Dependencias administrativas y operativas.
10) Sanitarios para uso público y para el personal. ARTICULO 20: En el cementerio se otorgarán:
  • Por arrendamiento, los nichos municipales y sepulturas para inhumación.
  • Por concesión, las bóvedas, panteones y nichos privados.
ARTÍCULO 21:  El único destino que podrá darse a las parcelas es el de inhumaciones de cuerpos, restos o cenizas humanas. En caso de incumplimiento del presente artículo por parte del usuario de la parcela, se tendrá por revocado el derecho real de uso sobre la misma. ARTÍCULO 22: El Contrato que ligue a la Municipalidad con el usuario, deberá contener en sus cláusulas, como mínimo, el nombre de las partes contratantes, ubicación de la parcela, plazo, precio, forma de pago y modo de cesión del derecho de uso, al igual que la transmisión hereditaria. Las concesiones podrán ser transferidas cuando correspondieren a legado o herencia o cuando lo fueren por orden judicial. Las concesiones no reconocerán otro modo de transferencia sin previa conformidad de la Municipalidad. ARTÍCULO 23:  Los usuarios de parcelas abonarán por arrendamiento o concesión lo establecido en la Ordenanza Tarifaria Vigente. ARTÍCULO 24: La Municipalidad dispondrá de parcelas, para su otorgamiento en forma gratuita a personas de escasos recursos por el término de 10 años. ARTÍCULO 25: La distribución y medidas de las parcelas estarán precisadas en el Plano Catastral del Cementerio. Los concesionarios deberán adecuar las construcciones a dichas medidas y a toda otra disposición en vigencia. ARTÍCULO 26:  La Municipalidad determinará el tipo de sepultura que se podrá realizar en la parcela cedida, según los sectores a que corresponda la misma. ARTÍCULO 27: Los tipos de sepultura admitidos serán: panteones, bóvedas, tumbas y nichos. ARTÍCULO 28: Al vencer toda concesión, la Municipalidad aguardará durante un plazo de seis meses para que los interesados decidan sobre la renovación o no del arrendamiento, en caso contrario podrá decidir el traslado del cadáver al osario general. En ningún caso la Municipalidad estará obligada a notificar al concesionario la caducidad de la concesión por cualquier razón que ello ocurra. ARTÍCULO 29:                        Cuando se declarare la caducidad de una concesión, los sobrantes materiales producidos de la demolición pasarán a ser propiedad municipal, para ser otorgados a no pudientes o interesados, previa solicitud. ARTÍCULO 30: Los concesionarios serán responsables de la limpieza y cuidado de los terrenos concesionados y de las construcciones que en ellas realicen. En caso de considerarlo necesario, la Municipalidad podrá realizar los trabajos de limpieza, reparación y pintura con cargo al concesionario. En los casos de total abandono, se producirá la caducidad de la concesión, sin necesidad de que medien interpelaciones judiciales o extrajudiciales. ARTÍCULO 31:  Cuando de las sepulturas o nichos fueran rescatados los cadáveres o restos, si dentro del plazo de noventa días no se ocuparan nuevamente o se solicitara prórroga, caducará la concesión y el municipio tomará posesión de él sin que esto de lugar a ninguna indemnización o compensación retributiva. ARTÍCULO 32: Los terrenos rescatados por la Municipalidad serán adjudicadas nuevamente, conforme los valores que establezca la Ordenanza Tarifaria Vigente al momento de esta última adjudicación. ARTÍCULO 33:  La construcción de nichos, a cargo de la Municipalidad o de Asociaciones, Cooperativas o Mutuales que obtengan la concesión de las parcelas para su construcción, no podrán tener más de cuatro líneas.   ARTÍCULO 34: Las sepulturas cedidas gratuitamente no serán renovables y su caducidad será vigente en el término de la cesión (diez años), y en ellas no podrán erigirse monumentos de más de sesenta centímetros de altura, con: un cerco que el deslinde y una cruz con capilla o sin ella. Vencido el plazo citado, los restos pasaran al osario común, cumpliéndose las disposiciones del presente Reglamento referidas a exhumaciones. ARTÍCULO 35: Sobre las tumbas o bóvedas no podrán erigirse nichos ni otras construcciones que contradigan su calidad de tales, pudiendo solamente construirse cercos o losas delimitantes con cruces y/o capillas cuya altura no exceda los dos metros (2 mts.). ARTÍCULO 36: Cuando por causas de fuerza mayor, fuera necesario retirar los restos de las parcelas donde fueron realizadas inhumaciones, serán trasladados al lugar que se designe al efecto, libres de gravámenes para los interesados, previa inscripción en los registros. ARTÍCULO 37: La construcción de nichos particulares no podrán tener más de tres líneas. ARTÍCULO 38: La Municipalidad podrá destinar sectores para sepulturas, y/o lugares específicos para ser utilizados como Cementerio Parque. La parquizacion de los sectores se hará mediante la implantación de césped, sin delimitación de sepulturas, las que se identificaran mediante una placa. Queda prohibida la construcción de monumentos funerarios sobre las sepulturas del cementerio parque. ARTÍCULO 39: Las partes representantes en cada inhumación deberán hacer efectivo el pago establecido en la Ordenanza Tarifaria Vigente, dentro de los treinta (30) días de efectuada ésta. CAPÍTULO 6 DE LAS INHUMACIONES ARTÍCULO 40: Las inhumaciones que se realicen fuera de tierra se harán en cajas metálicas cerradas herméticamente, quedando prohibido el uso de ellas en las inhumaciones bajo tierra. ARTICULO 41:  No se permitirá la inhumación de restos antes de haber transcurrido doce (12) horas del fallecimiento y hasta las treinta y seis (36) del mismo, tomando como referencia la certificación médica. Los casos excepcionales que se presentaren, serán resueltos expresamente por la autoridad municipal. Las inhumaciones de cuerpos deberán hacerse en los horarios que determine la Municipalidad. ARTÍCULO 42: Previo a la inhumación de cadáveres, deberán cumplirse los siguientes requisitos:
  1. a) Solicitud de inhumación emitida por representante de la empresa de pompas fúnebres.
  2. b) Presentación de la respectiva autorización para inhumar. En los casos de inhumaciones de restos provenientes del extranjero, se requerirá además el de desembarco de cadáveres.
  3. c) En caso de que los restos provengan de otro cementerio o de otra localidad deberán contar además con los permisos de traslado respectivos.
  4. d) Autorización expresa al titular de la parcela para proceder a su ocupación.
ARTÍCULO 43:  Cuando por cualquier circunstancia los requisitos anteriormente enunciados no puedan cumplirse en su totalidad, la municipalidad podrá autorizar la introducción del cadáver a depósito por el término de veinticuatro (24) horas, haciéndosele responsable de la presentación de la documentación respectiva a la empresa fúnebre que efectuó el sepelio. ARTÍCULO 44: En ningún caso se permitirá la introducción de cadáveres sin la documentación respectiva, cuando sea llevado al Cementerio por particulares o provenientes de hospitales o instituciones análogas, debiendo darse intervención a la Justicia cuando así corresponda. ARTÍCULO 45: La Municipalidad autorizará, la permanencia de cadáveres, en depósito, durante un término máximo de 30 días. En caso de que los mismos no sean sepultados por sus deudos en un plazo que no podrá exceder los 60 días, serán colocados en las parcelas gratuitas. CAPÍTULO 7 DE LAS EXHUMACIONES, CREMACION, REDUCCION Y TRASLADOS   ARTÍCULO 46: Las exhumaciones, cremación, así como la reducción y el traslado de restos, requerirán la autorización municipal o judicial según corresponda. El servicio de cremación, reducción, remoción o exhumación de restos o cadáveres, deberá ser solicitado por familiares directos del difunto y titular de la parcela donde se alojaran los restos o por empresa fúnebre debidamente autorizada. La nota de prestación debe ser firmada por el peticionante y certificada por Escribano Público o autoridad competente y contendrá:
  1. a) Apellido y nombre del difunto.
  2. b) Fecha de inhumación.
  3. c) Folio del Libro de Inhumación en que se encuentra registrado el hecho.
  4. d) Causa de la exhumación, cremación, reducción o traslado.
  5. e) Lugar al que se traslada, en su caso.
  6. f) Rubrica del representante autorizado.
ARTICULO 47: Se autorizará la exhumación, remoción y/o reducción de restos que hayan permanecido como mínimo diez (10) años en ataúd bajo tierra desde la fecha de inhumación, y con un mínimo de veinte (20) años los provenientes de panteones, bóvedas o nichos, salvo orden judicial. Queda prohibido exhumar de sepultura cadáveres que no se encuentren totalmente reducidos, exceptuándose lo dispuesto por autoridad competente. ARTÍCULO 48:  El servicio practicado se anotará con numeración correlativa en el Registro de Reducciones del Cementerio. Se labrará un acta al momento de efectuarse el servicio para dejar constancia del mismo, suscrito por la autoridad municipal y familiar peticionante. Los gastos emergentes por cualquiera de estas operaciones serán a cargo del titular de la parcela destinada para los restos y abonados previo al procedimiento. ARTÍCULO 49: La realización de las tareas se llevará a cabo en las instalaciones del cementerio y estarán a cargo de personal municipal, o perteneciente a empresas funerarias, con los equipos adecuados, más todas las medidas de seguridad e higiene correspondientes en día hábil, en sus primeras horas, no coincidiendo con el horario de visitas. Se procederá a la inmediata higienización de los lugares cercanos a donde se efectuó la operación, como así también a la incineración de ropas, madera, y todo otro electo que de ella resultare. ARTÍCULO 50: Los restos reducidos podrán quedar en la misma parcela en que se efectuó la inhumación, o se les dará el destino que dispongan los titulares de la parcela. Las urnas óseas y urnas cinerarias deberán tener adherida la chapa donde conste la identidad del fallecido y la fecha del deceso. Las urnas destinadas a alojar restos óseos tendrán una dimensión mínima de 40 por 40 centímetros y las cinerarias 20 por 20 centímetros. CAPITULO 8 DE LAS CREMACIONES ARTÍCULO 51: El servicio de cremación se realizará exclusivamente dentro de las instalaciones del cementerio. ARTÍCULO 52:  Las cremaciones se anotarán con numeración correlativa en un Registro de Cremaciones. ARTÍCULO 53: Ningún cadáver podrá ser cremado sino después de transcurridas veinticuatro (24) horas del deceso. Se exceptúan de esta disposición los fallecidos por enfermedades epidemiológicas o infecto contagiosas que pudieran afectar de algún modo la higiene pública, determinado esto por el informe médico correspondiente que deberá acompañarse al certificado de cremación. ARTÍCULO 54: Denomínese voluntaria la cremación de cadáveres en los siguientes casos:
  • En los que el difunto en vida haya solicitado.
  • En la que los familiares directos o representantes legales acrediten la condición de tal lo soliciten.
ARTÍCULO 55: Para obtener la orden de cremación se requiere la presentación de la siguiente documentación:
  • Constancia donde se expresa la voluntad del causante de ser cremado, y/o solicitud de los familiares o representantes legales, los que suscribirán conjuntamente con dos (2) testigos mayores de edad y hábiles.
  • Testimonio o copia certificada del Acta de Defunción expedida por el Registro Civil.
  • Certificado médico suscripto por el facultativo que haya atendido al difunto o examinado su cadáver, afirmando que la muerte es por causa natural o autorización del Juez de la Causa en los casos de muerte violenta o por causa ignorada y/o dudosa.
  • Constancia de pago de los derechos establecidos por la Ordenanza Tarifaria.
ARTÍCULO 56: No se permitirá la cremación en los siguientes casos:
  • Cuando no se presente la documentación exigida.
  • Cuando se tenga conocimiento que el difunto ha dejado expresado por escrito el deseo de no ser cremado, siempre que no esté comprendido en los casos de cremación obligatoria.
  • Cuando los certificados contengan alguna circunstancia sospechosa que generen dudas.
ARTÍCULO 57: Se deberá dejar constancia de la cremación mediante un acta especial suscripta por el Municipio y dos miembros de la familia o representante legal o dos testigos que den fe de la identidad del muerto y demás datos que se requieran. ARTÍCULO 58: En casos de cadáveres provenientes de otras localidades deberán adicionarse a parte de los requisitos establecidos en esta Ordenanza:
  • Constancia de exhumación del lugar donde estuviere el cadáver.
  • Permiso expedido por autoridad competente del lugar de procedencia para trasladar el cadáver.
  • Constancia de autoridades locales de donde surja que la muerte no genero la intervención de autoridad judicial.
ARTICULO 59º: Pase al Departamento Ejecutivo Municipal a los efectos que estime corresponder. ARTICULO 60º: Comuníquese, Publíquese, dese al Libro de Ordenanzas y Resoluciones, cumplido que fuere, archívese. ORDENANZA MUNICIPAL Nº 2.572/21 Sergio Oscar CALIGIURI                            Carlos Luciano MACEDA Secretario Concejal                                        Presidente H.C.D Promulgada por Resolución Municipal Nº 957/2.021, con fecha 19 de Octubre del 2.021.- DADA en la Sala de Sesiones del Concejo Deliberante de la Localidad de Victorica (L.P.), a los 07 días de octubre de 2021- Votos Afirmativos 8 (ocho) MACEDA, DIAZ, LERNOUD, PAEZ, CALIGIURI, CAMPERO TORRES, BLAISSE, FIGUEROA. Votos negativos 0 (cero).